Neurociencia

¿Cómo actúa la nicotina como estimulante y depresor?

La nicotina es técnicamente un estimulante, pero algunos de los otros efectos químicos de la nicotina en el cuerpo pueden imitar la sensación de sedación o tener los mismos efectos psicodinámicos que la depresión.

Después de un largo día de trabajo, en medio de un viaje estresante, mientras cuelgan propinas con amigos o después de una gran y lujosa comida, más de mil millones de personas en todo el mundo eligen disfrutar de un cigarrillo regularmente. Hay muchas razones por las que fumar sigue siendo popular, a pesar de los efectos secundarios mortales a largo plazo de este comportamiento adictivo, incluida la naturaleza flexible de la nicotina en el cuerpo.

La nicotina está en el corazón de la adicción al fumar cigarrillos y tiene una serie de efectos deseables en el cuerpo. Puede darnos una explosión de energía, aumentar la concentración y las habilidades de memoria, o ayudarnos a superar la incomodidad social en una fiesta, pero en otros momentos, puede ayudar a relajar nuestra mente y relajarnos después de un día estresante.

Debido a su versatilidad y para qué se puede usar la nicotina (y, por lo tanto, los cigarrillos), la naturaleza adictiva de esta droga cotidiana se vuelve más evidente.

La pregunta es… ¿cómo puede una sustancia química actuar como estimulante y sedante a la vez?

¿Qué es la nicotina?

Aunque la gente habla de la cualidad adictiva de los cigarrillos, a lo que realmente se refieren es a la cualidad adictiva de la nicotina, un compuesto nitrogenado orgánico que se encuentra en varias plantas nocturnas, incluido el tabaco.

La nicotina constituye del 0,5% al ​​3,0% del peso del tabaco seco y es el componente que hace que fumar sea un hábito difícil de abandonar. Junto con otras 4000 sustancias químicas y aditivos en los cigarrillos, la nicotina se puede describir como el «ingrediente activo», ya que imita de cerca a un neurotransmisor común en el cerebro: la acetilcolina. Además, puede provocar la liberación de otros neurotransmisores en el cerebro, como glutamato, dopamina y endorfinas.

Cuando la nicotina se introduce en el sistema, comienza a unirse a los receptores de acetilcolina de forma rápida y extensa.

Básicamente, la nicotina activa una gran cantidad de neuronas al mismo tiempo, neuronas que normalmente no se estimulan en masa. Su cerebro esencialmente se ilumina con la posterior liberación de acetilcolina, que inicia otras vías colinérgicas en el cerebro. Esto aumenta los niveles de energía y actividad, proporcionando el estado de alerta asociado con el tabaquismo. Inundar su cerebro con impostores de neurotransmisores también desencadenará la liberación de dopamina, otro neurotransmisor relacionado con los sentimientos de placer y el centro de recompensa de nuestro cerebro.

Fumar un cigarrillo provoca la liberación de glutamato, que está involucrado en el aprendizaje y la memoria, prepara el cerebro con nicotina y puede ayudar a reforzar las asociaciones cognitivas con el acto de fumar.

Además, esto da como resultado una explosión de concentración y enfoque que una persona siente después de fumar un cigarrillo. Finalmente, la nicotina le dice a su cerebro que cree y libere más endorfinas, que actúan como analgésicos naturales del cuerpo. Estas norfinas inundan el cuerpo después de la introducción de la nicotina, reforzando el placentero acto de fumar y la «importancia» de la nicotina en el cuerpo. Imagine una oleada de endorfinas y dopamina agradables que golpean su sistema cuando fuma un cigarrillo después de un día muy largo.

Tanto los efectos físicos como psicológicos de la nicotina pueden hacer que una persona se vuelva dependiente o adicta a la fuente. Esta es la razón por la cual los cigarrillos se consideran una de las drogas más adictivas del mundo, a menudo en comparación con la heroína en términos de lo difícil que es dejar de fumar para los usuarios habituales.

¿Es la nicotina un estimulante y un sedante?

Después de leer el artículo anterior, es posible que esté un poco confundido acerca de los efectos de la nicotina. Puede proporcionar una gran explosión de energía y concentración, aumentar nuestra memoria, reducir la ansiedad y el estrés, y crear asociaciones de placer con el tabaquismo al liberar los mismos químicos que la heroína y la cocaína. Aunque la nicotina tiene todas estas cualidades, algunas son farmacológicas y otras psicológicas o psicodinámicas.

Para ser más específicos, la nicotina es técnicamente una sustancia estimulante, con efectos que pueden durar en el cuerpo de 2 a 3 días. Es decir, si decide dejar de fumar después de un largo período de fumador habitual, la nicotina será eliminada de su organismo en 72 horas. El estado de alerta, el aumento de la memoria y la liberación de acetilcolina, endorfinas y dopamina no afectarán al cuerpo.

En otras palabras, los aspectos estimulantes de la droga desaparecen, pero las ansias permanecen. Incluso después de que el ingrediente activo de los cigarrillos se elimine de nuestro cuerpo, todavía tenemos una necesidad psicológica de fumar, gran parte de la cual está ligada a los efectos sedantes de los cigarrillos. Además, los síntomas de abstinencia de la nicotina pueden ser brutales y afectar múltiples sistemas de órganos, su estado de ánimo, su salud mental y sus patrones de comportamiento, pero se resuelven fácilmente con otro humo para quemar El efecto estimulante inmediato se siente aún mejor después de la ausencia de la droga.

Por supuesto, la liberación de dopamina y endorfinas es una experiencia relajante, porque son agradables y hacen que nuestros cuerpos se sientan bien, pero lo que la nicotina hace particularmente bien es desarrollar asociaciones con diferentes comportamientos. Después de un turno de diez horas en un restaurante, el acto de sentarse, encender un cigarrillo y obtener una explosión de recompensa química es lo que tenemos en mente.

El aspecto social de salir de un club ruidoso para fumar un cigarrillo con amigos o extraños es algo que falta cuando comienza el hábito de fumar. Los efectos sedantes de los cigarrillos (la sensación de arraigo, la conexión con la relajación y la liberación del estrés) son cosas que anhelamos psicológicamente y, a menudo, se asocian con el lado más «romántico» de fumar. Esas asociaciones emocionales con la nicotina son poderosas y, a menudo, más memorables que los efectos físicos de la droga en sí.

Al igual que muchas drogas, los usuarios regulares necesitan más y más nicotina para lograr el mismo «subidón», razón por la cual los fumadores pueden comenzar con 1 o 2 cigarrillos al día, pero después de algunos años, pueden usar 1 o 2 paquetes. día. En cierto punto, los efectos estimulantes llegarán a un límite, pero los efectos sedantes o depresivos aún se pueden disfrutar/conseguir.

Este atractivo flexible para diferentes personas que buscan diferentes tipos de alivio es lo que hace que fumar nicotina y cigarrillos sea tan peligroso, pero científica y médicamente, la nicotina es un estimulante, no un depresor.

Palabras finales

Ya sea que la disfrute con su café de la mañana o con una copa de vino por la noche, no se puede negar que la nicotina es una sustancia versátil y eficaz. Sin embargo, aunque la nicotina en sí misma no causa cáncer, los cigarrillos que le dan nicotina a la mayoría de los usuarios están repletos de sustancias químicas que causan cáncer y otras toxinas que pueden afectar su salud en una variedad de formas nefastas.

Aunque técnicamente es un estimulante, ¡la nicotina puede deprimirte! Si fuma, existen muchas estrategias efectivas para dejar de fumar, y nunca ha sido tan fácil acceder a un sistema de apoyo para dejar de fumar a través de aplicaciones u otras comunidades en línea.

Cristy

Somos entusiastas de los temas científicos, del estudio y el conocimiento. Traemos para ti los casos más curiosos de la ciencia y como pueden ayudarte. Preguntas y respuestas que quizás alguna vez te has hecho, están aquí.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba