Ingeniería

¿Por qué algunos camiones tienen los motores apagados, otros están frente al conductor?

Colocar el motor frente a la cabina del conductor mejora la distribución de la carga en los camiones, pero el motor debajo de la cabina ofrece un diseño más compacto.

El transporte por carretera es la columna vertebral de la cadena de suministro global. Ya sea que los productos se traigan por aire o viajen por los siete mares, todos pasan casi un tiempo en la parte trasera de un camión antes de ser entregados en su puerta.

No hace falta decir que tienen motores muy potentes que constantemente atraviesan terrenos favorables y difíciles para llegar a su destino. Siempre que haya bienes para entregar, habrá camiones para servirlos, sin importar el tamaño del envío que puedan necesitar.

Sin embargo, no todos los camiones son iguales. Considere, por ejemplo, la ubicación de los motores. Algunos tienen un capó visible debajo del cual se coloca el motor, mientras que otros tienen una «nariz» lisa. ¿Por qué los camiones tienen diferentes configuraciones?

¿Cuáles son las diferentes configuraciones de motor en los camiones?

Entre las muchas formas en que se pueden clasificar los camiones, una es la ubicación del motor. Los camiones estadounidenses colocan el motor frente a la cabina del conductor. Esto da como resultado un capó giratorio al que se puede acceder por separado para el servicio. Estos camiones se denominan “camiones convencionales”.

Por otro lado, un camión europeo integra el motor y la cabina del conductor en una sola unidad. El resultado es una nariz ‘plana’, sin capó visible. Para acceder al motor, se puede quitar toda la cabina. Estos camiones se llaman camiones con cabina. Sin embargo, es importante señalar que la distinción geográfica entre camiones no es estricta. Dependiendo de la utilidad, los camiones con cabina se pueden encontrar en los EE. UU., al igual que los camiones convencionales en Europa.

Diseño de camiones: camiones convencionales frente a camiones de transporte con cabina

El diseño de los camiones depende mucho de cualquier «ley de la tierra», y las leyes más baratas en Estados Unidos permiten un capó separado, lo que da como resultado camiones con formas diferentes.

Camiones tradicionales

De acuerdo con la fórmula de peso bruto del puente federal de los Estados Unidos, es deseable que los camiones tengan cargas pesadas separadas unas de otras. Dado que los ejes de un vehículo finalmente soportan la carga total, la distribución del peso de acuerdo con la fórmula requiere que los ejes estén más separados. Por motivos de ergonomía, el eje delantero debe colocarse delante de la cabina del conductor. Para lograr esto, el motor debe estar ubicado frente a la cabina, separado de esta.

El resultado es un capó, con una cabina bastante espaciosa que puede adaptarse a todas las comodidades, como una cabina nocturna para viajes más largos. La combinación de capó y cabina, junto con el chasis, se denomina tractor, sin ningún tipo de remolque. Por lo general, el chasis está equipado con sus propios ejes. Si el remolque que se une al tractor tiene sus propios ejes, la configuración se denomina semirremolque o, más simplemente, semirremolque.

Camiones con motor de cabina

La fórmula del peso bruto del puente federal es exclusiva de los Estados Unidos, y su ausencia en Europa implica una menor distancia entre ejes. Para conseguirlo, el motor y por tanto el eje delantero se colocan directamente debajo de los asientos de la cabina. Esta área generalmente está aislada del calor y del ruido del motor para evitar molestias al conductor.

El resultado es una cabina en forma de caja con una ‘nariz’ plana, o sin compartimiento del motor visible. El espacio de la cabina disponible para el pasajero se reduce considerablemente, ya que los ejes se colocan más juntos. El espacio adicional se puede usar para acomodar remolques más grandes, lo que resulta en cargas más grandes.

Implicaciones del diseño y su impacto en los camiones

Las diferencias en la configuración del motor tienen un impacto significativo en la dinámica de conducción del camión y la comodidad de los pasajeros. Debido a esto, sus aplicaciones son muy variadas.

Diseño tradicional

La presencia de un compartimiento de motor dedicado da como resultado una mayor distancia entre los ejes y, por lo tanto, una distancia entre ejes más larga. Las distancias entre ejes largas ofrecen estabilidad en línea recta, pero afectan en gran medida la maniobrabilidad en las curvas. El equipo operativo obtiene una cabina dedicada y puede sentarse más abajo en el marco espacial del vehículo. Esta es una compensación por la visibilidad y las curvas, ya que esta configuración genera puntos ciegos para el conductor.

Si bien la cabina especial reduce la exposición de los ocupantes a los riesgos laborales, como el ruido del motor, el calor y las vibraciones, es menos segura cuando se trata de accidentes. Los camiones a menudo sucumben a colisiones o choques. Si bien no se conoce ninguna configuración de motor en particular que funcione mejor que la otra durante los vuelcos, los camiones convencionales están en desventaja durante las colisiones. Las colisiones frontales hacen que el motor se mueva, a menudo atrapando a la tripulación entre este y el remolque, lo que reduce significativamente su seguridad.

Los camiones convencionales permiten un mejor movimiento de aire sobre sus carrocerías, en comparación con los motores sobre cabina. Las superficies inclinadas y curvas, como el capó, el parabrisas y el techo, ayudan a reducir la resistencia. Esto mejora la economía de combustible; un aspecto crítico de los costos de envío.

Diseño de motor con cabina

En comparación con sus contrapartes convencionales, los motores con cabina tienen una distancia entre ejes más corta y la tripulación se sienta más arriba en la estructura espacial. Esto hace que sea más fácil maniobrar a través de espacios reducidos, al mismo tiempo que brinda al conductor una excelente visibilidad. Debido a la falta de un compartimento de motor exclusivo, la tripulación está expuesta a más calor, ruido y vibraciones. Esto da como resultado una conducción mucho más rígida en comparación con sus contrapartes tradicionales.

Como el motor se encuentra debajo del conductor, se presuriza y se apaga en caso de accidente. Debido a esto, generalmente se considera que los motores de cabina superior son más seguros. Sin embargo, el diseño cuadrado aumenta el área de superficie para resistir el flujo de aire y, por lo tanto, la resistencia. Para superar la mala aerodinámica, los motores con cabina tienen deflectores de aire y guardabarros curvos sobre sus techos.

Aplicaciones

Debido a su diseño, los camiones convencionales suelen ser adecuados para aplicaciones de trabajo pesado de larga distancia, como minería, construcción y uso todoterreno. Los cab-over son más adecuados para aplicaciones ligeras y moderadamente pesadas, principalmente en áreas urbanas y en distancias cortas. Las aplicaciones comunes incluyen la extinción de incendios, el vertido y el transporte de envíos.

Palabras finales

Aunque la diferencia parece estar entre las ubicaciones de los motores, tiene un impacto significativo en el rendimiento del camión. Los avances en diseño y tecnología han recorrido un largo camino desde sus inicios, haciéndolos aún más compactos y potentes. Los camiones modernos están cambiando en torno a los combustibles alternativos y la electrificación. Aunque se trata de distancias relativamente más cortas, cómo sale para los camiones de larga distancia… ¡solo el tiempo lo dirá!

Lectura recomendada

Cristy

Somos entusiastas de los temas científicos, del estudio y el conocimiento. Traemos para ti los casos más curiosos de la ciencia y como pueden ayudarte. Preguntas y respuestas que quizás alguna vez te has hecho, están aquí.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba